promo

Mie

17

Jul

2013

Recuperación de la Real Fábrica de Artilleria PDF Imprimir E-mail
Cuarteles Eduardo Dato
 

Recuperación de la Fábrica de Artillería

 

Julián Sobrino Simal y Enrique Larive López
VIVA SEVILLA

); background-color: transparent; color: inherit; width: 28px; height: 26px; display: block; position: relative; background-position: 0px -56px; background-repeat: no-repeat no-repeat;">1
); background-color: transparent; color: inherit; width: 28px; height: 26px; display: block; position: relative; background-position: 0px -56px; background-repeat: no-repeat no-repeat;">2
); background-color: transparent; color: inherit; width: 28px; height: 26px; display: block; position: relative; background-position: 0px -56px; background-repeat: no-repeat no-repeat;">3
); background-color: transparent; color: inherit; width: 28px; height: 26px; display: block; position: relative; background-position: 0px -56px; background-repeat: no-repeat no-repeat;">4
); background-color: transparent; color: inherit; width: 28px; height: 26px; display: block; position: relative; background-position: 0px -56px; background-repeat: no-repeat no-repeat;">5

  Proponemos abrir un debate en la ciudad de Sevilla en el que se impliquen los ciudadanos y las instituciones, creando un grupo de estudio, para objetivar el proyecto de re-habitación y permita conservar la Real Fábrica de Artillería. Debatir sobre un proyecto que ayude a su transformación en un espacio de actividad e innovación marcado por usos compatibles con la difusión de sus contenidos históricos, arquitectónicos, tecnológicos y científicos. Que impulse y genere un programa que facilite la integración coherente del proyecto en un monumento histórico industrial excepcional. Que conecte la Real Fábrica de Artillería con iniciativas similares existentes en los ámbitos nacional e internacional.  Que integre los valores de este conjunto industrial en la oferta de difusión y recuperación patrimonial realizada desde la ciudad de Sevilla. Que convierta a la Real Fábrica de Artillería en una marca de identidad de las políticas patrimoniales desarrolladas desde el Ayuntamiento de Sevilla. Que responda a una estrategia sostenible y participativa del  proyecto, de su gestión y de su mantenimiento.
  La Real Fábrica de Artillería de Sevilla tuvo, entre los años de 1999 y 2001, un visitante de excepción. Se llamaba, desgraciadamente falleció en 2009, Álvaro Roig del Negro, era arquitecto y diseñador, había nacido en Argentina, en la provincia de Tucumán, donde realizó sus estudios de arquitectura. Llegó a Sevilla para realizar sus estudios de Doctorado en la ETSA de la Universidad de Sevilla, tiempo en el cual descubrió la Fábrica de Artillería, quedando prendado de su valor arquitectónico e histórico. En febrero de 2001 leyó su Tesis obteniendo la calificación de Sobresaliente “cum laude”.
  Con él visitamos numerosas veces la RFAS y hoy, como agradecimiento a su excelencia investigadora y al extraordinario valor de sus análisis, le brindamos homenaje recogiendo su acertado diagnóstico: “La Real Fundición de Cañones no sólo es la actividad de un edificio del quinientos –que ya no queda- sino la evolución que se produce desde el quinientos a nuestros días. El corpus del edificio, lo más importante, es del siglo XVIII; las primeras referencias son de 1720 (proyecto de Navarro) y las últimas, de este periodo dieciochesco, son de 1794. Sin olvidar la importancia de la reformas isabelinas del siglo XIX, en 1850. En 1730 se realizan los proyectos de P. Verboom y de I. Salas, aunque en 1770 se realiza la “gran reforma” de la Fundición, llevada a cabo por el prestigioso ingeniero militar Jean Maritz, experimentado en las más importantes fundiciones europeas de su tiempo, especialmente las francesas”.
El debate debe reconocer las relaciones y los vínculos establecidos entre la población y el territorio, entre la memoria y la contemporaneidad, entre el espacio y la tecnología, a través de un enfoque socialmente comprometido y experimental. Todo ello dirigido a desarrollar un nuevo contexto contemporáneo, un espacio simbiótico y de transición sobre las estructuras industriales abandonadas, el territorio y la acción contemporánea. Se puede experimentar  un nuevo modelo de activación del patrimonio, no especulativo, que sea capaz de integrar el sector público y el privado bajo el concepto de “lugar intermedio responsable” que apueste por ofrecer nuevas formas de gestionar el patrimonio compartiendo las nuevas formas de habitar, de trabajar, de investigar, de comunicar, de socializar y de producir que, en este caso, se insertan en los viejos contenedores de las infraestructuras fabriles de tan hermosa fábrica.
Somos partidarios de una intervención dirigida a conciliar acciones, a veces tan contradictorias, como aprender, vivir, crear y trabajar, de modo que sean acciones solapadas, que atraigan y generen conocimiento e intercambio creativo y demanden necesidades personales mucho más diversificadas, para fomentar la emergencia de una economía creativa activando sinergias entre arte y tecnología.
Todavía estamos a tiempo para repensar críticamente este lugar excepcional: desde la democracia, desde la libertad, desde la participación,  desde la arquitectura y el urbanismo, desde el patrimonio, desde la sociabilidad y desde la innovación.

 
Informacion