promo

Jue

16

Mar

2017

EL NUEVO SAN JUAN DE DIOS PDF Imprimir E-mail
Nervión

DIARIO DE SEVILLA / 8/3/2017

MANUEL RUESGA

Un nuevo San Juan de Dios. La Orden Hospitalaria ha comenzado a levantar un edificio que contará con siete plantas y al menos 135 camas en el solar que colinda con el actual hospital, que quedará para administración, formación, hospedería y la Curia General. Los operarios ya trabajan en la primera parte de la segunda fase de las tres que componen las obras conjuntas de ampliación y reforma del centro hospitalario y residencia de religiosos. La intervención consistirá en la construcción de un inmueble desarrollado en cuatro y siete plantas, debiéndose ejecutar únicamente la estructura, incluyendo fachadas, cubiertas, carpinterías exteriores y saneamiento de aguas pluviales, manteniendo el interior en bruto y sin uso definido.


De sanatorio para combatir la polio a centro sociosanitario
Esta orden católica fundada en Granada en 1593 ya se planteó en los años 90 una ampliación del hospital al entender que se había quedado pequeño ante las demandas de la sociedad. Será en 1996 cuando se redacte el anteproyecto de una reforma de las instalaciones que arrancó hace dos años. "El proyecto se acomete estos años porque económicamente se puede. La reforma y ampliación se realiza con fondos propios de la orden", destaca Juan José Afonso Rodríguez, gerente del hospital y director general de la Orden Hospitalaria en la provincia Bética. La primera fase ya está terminada. Se trata de las cuatro plantas bajo rasante en la que irán los aparcamientos y los servicios generales, fundamentalmente archivos, informática y laboratorios. Tras dos años de obras, los trabajos finalizaron el pasado diciembre.

LEVANTAR LA ESTRUCTURA COSTARÁ TRES MILLONES Y CUENTA CON UN TIEMPO DE EJECUCIÓN DE 15 MESES
Ahora se trabaja en la primera parte de la segunda fase, que cuenta con un tiempo de ejecución de 15 meses para que la empresa FCC Construcción (ya fue la encargada de la primera fase) levante la estructura de un edificio de siete plantas. Se edificarán las fachadas, cubiertas, carpinterías exteriores y saneamiento de pluviales. La inversión será de tres millones de euros, cifra que coincide con el coste que tuvo la construcción bajo rasante. El proyecto redactado bajo la dirección técnica del arquitecto Javier Jiménez Sánchez-Dalp aún no tiene presupuestada las partidas más importantes. La segunda parte de esta segunda fase consistirá en tabicar e instalar puertas, ventanas, aires acondicionados o los sistemas de seguridad necesarios para un centro hospitalario. En la tercera y última fase el dinero irá destinado para la compra de equipos: mesas de quirófanos o monitores. "Calculamos que el coste total será de varias decenas de millones de euros", vaticina el gerente de una de las mayores organizaciones internacionales de cooperación sin ánimo de lucro.

LAS OBRAS BAJO RASANTE PARA LOS APARCAMIENTOS Y LOS SERVICIOS GENERALES TERMINARON EN DICIEMBRE
Al nuevo hospital, que aún no tiene fecha prevista de apertura, los pacientes entrarán por la calle San Juan de Dios. La salida del aparcamiento subterráneo será por la opuesta, Marqués de Nervión. Las dos plantas bajas de la zona del inmueble, que contará con un acceso independiente, serán para uso residencial. La entrada principal contará con un espacio de admisión para los enfermos, un gran salón de actos moderno y una nueva capilla. En la planta menos uno estará una amplía sala de rehabilitación, una más arriba el servicio de radiología. En la primera y segunda se habilitarán hasta 28 consultas. En la tercera planta estará la zona quirúrgica. La cuarta para paliativos con habitaciones con terrazas privadas. "Queremos montar algo diferente para la fase final de la vida relacionado con la privacidad y el acompañamiento", revela Alfonso Rodríguez. En las tres últimas plantas se situarán las habitaciones individuales. 96 camas a las que hay que sumar las 36 que tendrá la residencia.

Dos operarios organizan los materiales para comenzar los trabajos para levantar el nuevo edificio.Dos operarios organizan los materiales para comenzar los trabajos para levantar el nuevo edificio.
Dos operarios organizan los materiales para comenzar los trabajos para levantar el nuevo edificio. / VÍCTOR RODRÍGUEZ
La Orden Hospitalaria tiene previsto dedicar el edificio para cronicidad, dependencia y un área de atención clásica con zona de urgencias. Entre ambos inmuebles se creará un espacio abierto al exterior con zonas verdes con terrazas para el esparcimiento. "La idea es que las personas que acudan al centro de día no se metan en un cuarto, sino que convivan y charlen paseando", destaca el gerente. La Atención Temprana quedará ubicada en la planta baja del edificio actual, que cuenta con 7.000 metros cuadrados frente a los 35.000 que tendrá el que ya se construye.

 
Informacion