promo

Mar

04

Abr

2017

LA CAMPANA, LA AVENIDA Y SAN FERNANDO VAN A PERDER DOS TERCIOS DE SUS VELADORES PDF Imprimir E-mail
Veladores

ABC SEVILLA / 2/3/2017

EDUARDO BARBA

La comisión ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla va a aprobar hoy, de no mediar contratiempo inesperado, la propuesta del gobierno municipal para «reducir drásticamente» el número de veladores de tres arterias principales del casco histórico: La Campana, la Avenida de la Constitución y la calle San Fernando, actualmente saturadas de mesas y sillas de establecimientos de hostelería. Así lo ha anunciado este miércoles el delegado de Hábitat Urbano, Comercio y Turismo, el socialista Antonio Muñoz, quien ha destacado que van a eliminarse más de 600 metros cuadrados de veladores de los más de 900 que actualmente ocupan estas tres zonas del centro.

El delegado ha explicado que «la intención de este gobierno es clarísima en este apartado tras la despreocupación y el descontrol que ha reinado durante los cuatro últimos años, bajo el mandato del PP, en el que el incremento de estos elementos en la calle ha sido superior al 50%, algo que no puede seguir sosteniéndose y obliga a que se actúe de una vez». Muñoz ha recalcado que «no se trata de estar en contra de la hostelería ni de dañarla bajo ningún concepto, puesto que la gastronomía es un pilar fundamental de la oferta turística de Sevilla, pero sí es una medida a favor de a imagen de la ciudad, que se está deteriorando a mucha velocidad a acusa de elementos como los veladores; aunque no son los únicos». Así, el concejal ha indicado que «existen calles por las que no se puede ni caminar y se ha decidido tomar cartas en el asunto de una vez».

Abundando en este tema, Muñoz ha expuesto que en La Campana se van a prohibir todos los veladores que actualmente existe, y que ocupan 156 metros cuadrados. Las mesas y sillas de los seis establecimientos de esta importante plaza se quedarán sin veladores, sin hacerse distinción alguna entre las cinco franquicias y la señera confitería de la embocadura de la calle Sierpes, que también perderá sus veladores. «Legalmente es imposible hacer distinciones», ha matizado el delegado.

 

En cuanto a la Avenida de la Constitución, el concejal de Urbanismo ha indicado que se trata de una vía «muy compleja por la confluencia del tranvía, las bicicletas, los viandantes, varios cruces de calles y la enorme cantidad de veladores, que en tres años se han multiplicado». En este sentido, ha señalado que se eliminarán unos 100 metros cuadrados de veladores de los 240 actuales, una reducción superior al 60%.

Por otro lado, en la calle San Fernando «se van a recuperar 380 metros cuadrados por veladores que han de retirarse» a tenor de la propuesta del Ayuntamiento, que ha contado en el proceso de alegaciones con un total de veinticinco, de las que se han atendido únicamente cinco para dar mayor flexibilidad «a todos los establecimientos para que reordenen sus mesas y sillas». La idea con respecto a los veladores es comenzar por estas tres vías y, en segundo término, acometer la reordenación de Mateos Gago, Barrio de Santa Cruz, Plaza de San Francisco y Alameda de Hércules.

El delegado calcula que, una vez quede aprobada la propuesta este miércoles y se le dé traslado a los bares y restaurantes, éstos tendrán quince días para trasladar su planteamiento de ordenación definitivo, que recibirá o no luego la autorización de Urbanismo. Se calcula que «en mes y medio o dos meses» pueda visualizarse ya en las calles el nuevo modelo, «que protege la imagen de la ciudad de un paulatino deterioro y de la vulgarización que están sufriendo todas las grandes capitales turísticas». De hecho, se pretende actuar también en una segunda fase con «la cacharrería» que puebla las calles céntricas (carteles, publicidad diversa, luminosos...) y, posteriormente, aprobar una nueva ordenanza para la preservación del paisaje urbano mucho más ambiciosa y que afectará tanto a establecimientos privados como a mobiliario público como contenedores, papeleras o cartelería.

 
Informacion