promo

Mar

07

Nov

2017

EL ALCÁZAR RECAUDARÁ UN MILLÓN MÁS DE LO ANUNCIADO PDF Imprimir E-mail
TURISMO

DIARIO DE SEVILLA / 31/10/2017

JUAN PAREJO

Que Sevilla no se convierta en la nueva Venecia o Barcelona. El Ayuntamiento quiere ampliar la oferta turística de la ciudad, creando nuevos itinerarios, productos y atractivos, para descongestionar el entorno Patrimonio de la Humanidad de la Catedral, visitado a diario por miles de turistas. Aunque todavía no se perciben en la ciudad signos que alerten de una turismofobia, el Ayuntamiento es consciente de que hay que diversificar la oferta para aliviar las saturadas calles de Santa Cruz, el triángulo formado por la Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias, incluso Triana. Para conseguirlo, quiere utilizar el nuevo Plan Turístico, que ya se ha empezado a elaborar. El delegado municipal de Turismo, Antonio Muñoz, aseguró este lunes que este nuevo documento debe aumentar "la experiencia del turista e incorporar nuevas elementos innovadores".

Distribuir a los visitantes por Triana, la Macarena o el prácticamente inexplorado, pero muy atractivo, arco norte del Casco Antiguo. Ése es el principal objetivo que debe incorporar el Plan Turístico, cuya elaboración comenzó este lunes con la reunión entre los responsables municipales y los principales agentes del sector. El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, tras el encuentro celebrado en el antiguo convento de Santa Clara, explicó que el documento no irá destinado, como el anterior, a construir equipamientos, sino a promoción y a incorporar y diseñar nuevas rutas que descongestionen la actual zona turística. El presupuesto, estimado en unos cinco millones de euros, será financiado a partes iguales por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento.

PUBLICIDAD

inRead invented by Teads
LA INVERSIÓN PARA EQUIPAMIENTOS SE LIMITA EN ESTA OCASIÓN AL 30% DEL PRESUPUESTO
No es la primera vez que el Ayuntamiento señala la necesidad de diversificar la oferta turística para aumentar las pernoctaciones, pero ahora pone el foco en la descongestión de un entorno tan delicado como el de la Catedral que ya empieza a dar signos de agotamiento. Los turistas que acuden a la ciudad prácticamente se limitan a recorrer el barrio de Santa Cruz y a realizar una breve visita a la Catedral y al Real Alcázar. Muchos de ellos lo hacen incluso en un día, sin llegar a pernoctar en la ciudad. La obsesión es que el nuevo Plan Turístico ofrezca los recursos necesarios para, por fin, poner a disposición de los turistas muchos de los otros atractivos que tiene Sevilla.

Antonio Muñoz durante la reunión con los representantes del turismo.Antonio Muñoz durante la reunión con los representantes del turismo.
Antonio Muñoz durante la reunión con los representantes del turismo. / BELÉN VARGAS
Antonio Muñoz aseveró que ampliar las zonas que los turistas pueden visitar servirá para no colmatar el centro. Aunque consideró que hay todavía margen para crecer, aseguró que estarán vigilantes: "Todavía no estamos en una situación como Venecia o Barcelona, donde hay quejas de los vecinos. Tenemos capacidad para crecer en los hoteles y el aeropuerto. Con el rabillo del ojo sí debemos estar mirando y reflexionando a medio plazo para establecer las medidas oportunas. No es un gran problema, pero no podemos esconder la cabeza como un avestruz". Uno de los fenómenos contra los que el Ayuntamiento estudia tomar medidas es el de la proliferación indiscriminada de Viviendas con Fines Turísticos (VFT), para las que plantea restricciones urbanísticas y fiscales, con el objetivo de que los vecinos no se vean obligados a salir del centro.

En la primera reunión celebrada este lunes con los agentes turísticos, el Ayuntamiento ha empezado a pulsar la opinión de estos profesionales de cara a redactar el documento con las acciones que se deben desarrollar. Como explicó Muñoz, la idea es tener las conclusiones sobre el nuevo modelo turístico a principios de año, para que la Junta de Andalucía pueda aprobar el documento antes del verano y así comenzar la ejecución de algunas de las acciones durante el último trimestre de 2018. El anterior Plan Turístico, que se cerró con una inversión de 22 millones de euros, sufragados en un 60% por la Junta y en un 40% por el Ayuntamiento, se centró en el desarrollo de una serie de equipamientos, como el propio Centro Integral de Atención al Visitantes de Marqués de Contadero, el Castillo de San Jorge, el Centro Cerámica Triana, los pantalanes o el Muelle de Nueva York. En esta ocasión, se limita al 30% el presupuesto para obras de este tipo.

Como marca la Junta de Andalucía en el decreto autonómico que regula los Planes Turísticos de Grandes Ciudades de Andalucía, la finalidad fundamental de la nueva convocatoria, como avanzó este periódico en verano, es la diversificación de la oferta, ampliando y haciendo accesible su espacio turístico y desarrollando nuevos productos que tiendan hacia un turismo de mayor calidad, la adecuación del medio urbano al turismo impulsando la accesibilidad universal, el aumento de la calidad de los servicios turísticos de la ciudad, la mejora del producto existente y la creación de otros nuevos basados en la explotación innovadora de los recursos, la sensibilización e implicación de la población y los agentes locales en una cultura de calidad turística, y el fortalecimiento de la competitividad del sector turístico local.

"El plan es una gran oportunidad de invertir para corregir algunos déficits y para contar con más financiación para relanzar Sevilla. Afortunadamente lo hacemos desde una situación y un momento dulce", destacó Muñoz. Como el importe destinado a equipamientos es menor, el delegado consideró que el plan podría desarrollarse por completo en dos años, una vez aprobado por la Administración.

EL AYUNTAMIENTO INSISTE EN LA NECESIDAD DE IMPLANTAR UNA TASA TURÍSTICA EN LA CIUDAD
En cuanto a los contenidos mas concretos, el delegado aseveró que se quiere consensuar con el sector, pero no ocultó su opinión de que es necesario ampliar las zonas que visitan los turistas: "Podemos apostar por una zona, como Triana o la zona norte del Casco Antiguo; o por un sector determinado, como el comercio; o por potenciar rutas del barroco... Es lo que hay que decidir mediante este proceso participativo. Nuestra opinión la tenemos clara. Es necesario ampliar las zonas en las que el turista tiene la experiencia. La ciudad tiene argumentos más que suficientes para ello. También tiene que servir para incorporar elementos innovadores".

La elaboración del segundo Plan Turístico incluye dos fases. La primera, de diagnóstico y de talleres participativos, y la segunda, de elaboración del mismo, la presentación ante la Junta de Andalucía (Consejería de Turismo y Deporte) y la aprobación y firma del convenio entre las administraciones local y autonómica. La ejecución se desarrollará hasta 2020.

El delegado de turismo también se refirió a la apuesta municipal para implantar una tasa turística que revierta en una mayor promoción de la ciudad y en la conservación del patrimonio: "Confío en que el Ministerio pueda modificar la Ley de Haciendas Locales para que tengamos esa posibilidad. Creo que los turistas que visitan la ciudad deben contribuir en la rehabilitación del patrimonio y en otras acciones".

 

 
Informacion