promo

Jue

24

May

2018

ASENJO LAMENTA LA " DESMESURA" EN LA CELEBRACIÓN DEL CORPUS EN SEVILLA PDF Imprimir E-mail
Otros

CORREO DE ANDALUCÍA / 16/5/2018

ALEJANDRO LUQUE

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, volvió a pedir ayer a los sevillanos que marquen la X de la casilla de la Iglesia en su próxima declaración de la Renta, manifestó su esperanza de que santa Catalina pueda reabrirse a primeros del año próximo y cuestionó la «desmesura» de la celebración del Corpus en Sevilla,aunque teme «predicar en el desierto» en este aspecto.

En un encuentro informativo promovido por la Fundación San Pablo Andalucía CEU, Asenjo abordó numerosas cuestiones de actualidad, desde la disminución de matrimonios, bautizos y comuniones de este año, que contrasta con el aumento de confirmaciones, al patrimonio cultural de la Iglesia, que según afirmó «tiene un fin evangelizador, no turístico», aunque admite que solo con los ingresos que recibe la catedral, «casi cuatro millones de euros, se nos permite ayudar a la diócesis».

Sobre Santa Catalina, declarada bien de interés cultural (BIC), afirma que «aunque el párroco se las promete muy felices» con la reapertura del templo prevista para el 25 noviembre de este año, festividad de Santa Catalina, no es «tan optimista, y me daría con un canto en los dientes si pudiera reabrirse en enero o febrero» de 2019. En todo caso, el monumento «va a ser todo un descubrimiento» que incluye huellas romanas e islámicas en el subsuelo de la construcción.

Asimismo, añadió que «creo que estoy predicando en el desierto» al cuestionar la «desmesura» de la celebración del Corpus en Sevilla. «No podemos olvidar que es una procesión eucarística, y en ningún Corpus he visto nunca una procesión de santos, que restan protagonismo al Santo de los santos. Pero si me pongo a luchar con esto... me puedo preparar», dijo con inalterable buen humor.

«No digo que nos mimeticemos con la de Toledo, una procesión con una participación grande del pueblo, donde todos cantan lo mismo. Pero sí me gustaría que fuera más fervorosa, y con representaciones más austeras”, apostilló.

Un Rocío religioso

Sobre la romería del Rocío, a la que nunca se ha sumado hasta ahora, comentó que «por lo que me dicen los romeros y el obispo de Huelva, hay más bueno que malo. El famoseo parece que se ha retirado en buena medida, siempre hay gente que puede ir con una finalidad folklórica, pero sobre todo es una peregrinación religiosa. Me consta que hay misas, confesiones múltiples, que se reza el rosario... La oración es lo que nos ahorma y nos constituye como cristianos. Y se comparte también todo, allí nadie se muere de hambre, y eso es un valor cristiano también. La llegada a la aldea también tiene su enjundia», añadió.

Por último, sobre el 25 aniversario de la visita del papa Juan Pablo II a Sevilla, Asenjo explicó que ha escrito una carta pastoral al respecto, «en la que he destacado cuatro o cinco datos, eucaristía, pasión evangelizadora, pasión por los pobres... La homilía del Corpus vamos a dedicársela al pensamiento de Juan Pablo II, y también hemos preparado una pequeña exposición con recuerdos de aquella visita: su casulla, el sillón, algún gallardete... También habrá una exposición de la agencia EFE, cuyas fotografías ya he podido ver», concluyó.

 
Informacion